Inicio

El Informe Estado del Ambiente 2017- IEA atiende a un mandato del Consejo Nacional Ambiental contenido en la Ley Orgánica del Ambiente de Preparar el informe anual sobre el estado del ambiente costarricense y tiene por objetivo producir y divulgar un reporte multidisciplinario, innovador y riguroso sobre un conjunto de temas prioritarios para el ambiente costarricense.

El Informe constituye un instrumento de análisis de la situación-estado del Ambiente y los Recursos Naturales en el país, las políticas públicas implementadas y la promoción del desarrollo sostenible en Costa Rica, complementando con un análisis temáticamente acotado y propositivo de las actividades y eventos que generan presión e impacto en el Ambiente costarricense.

Es de interés de este informe ofrecer insumos que contribuyan con la formulación de recomendaciones de política pública en materia de Ambiente y Desarrollo Sostenible. De igual forma, constituye un esfuerzo del país de instaurar mejores prácticas en materia ambiental  como un aporte crucial dentro del proceso de adhesión de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Este primer informe valora los desafíos de la conservación, del aprovechamiento sostenible de los recursos naturales del país y las respuestas a tales retos desde una perspectiva más amplia. Del mismo modo, es imprescindible clarificar las aristas del concepto de Ambiente y Estado del Ambiente en Costa Rica y desarrollar métodos para la medición y monitoreo de la situación-estado medioambiental en el país. Tal claridad y tales instrumentos son urgentes para que el concepto de desarrollo sostenible sea adoptado consiente e inequívocamente como el eje de las políticas públicas del país.

Descargar el resumen ejecutivo (formato PDF)

Presentación del Ministro de Ambiente y Energía

Dr. Edgar Gutiérrez E.

Informe sobre el Estado del Ambiente

La Ley Orgánica del Ambiente de 1995 establece el mandato al Consejo Nacional Ambiental de presentar ante la ciudadanía un informe anual sobre el estado del ambiente costarricense. La Administración Solís Rivera se llena de satisfacción acatar este compromiso, por primera vez en la historia, y aportar a la Nación este compendio analítico que no apunta hacia otro objetivo que la mejora continua de nuestros indicadores en materia ambiental.

Este primer Informe sobre el Estado del Ambiente conocido y aprobado por el Consejo Nacional Ambiental celebrado el 8 de noviembre del 2017, según Acta número 6, brinda un marco común de información para un abordaje sectorial e integrado del tema ambiental para establecer un diagnóstico del estado del ambiente e identificar aquellas actividades y eventos que generan presión e impacto sobre el mismo, así como los principales desafíos que se deben emprender en el futuro cercano.

Para un país como el nuestro, que goza de un liderazgo a nivel mundial en cuanto a indicadores ambientales y que ha alcanzado hitos históricos como la generación eléctrica a partir de fuentes renovables, es vital el conocimiento profundo del estado de nuestros recursos naturales, especialmente para afianzar el uso sostenible de estos.

Hace muchos años Costa Rica optó por la ruta de un desarrollo armónico con la sostenibilidad. Mientras otras naciones profundizaban un modelo de crecimiento económico sin límites, Costa Rica optaba por una ruta que poco a poco se fue convirtiendo en nuestro sello distintivo y se tornó cada vez más ambiciosa. Hoy, en medio de un panorama mundial complicado y de un crudo proceso de cambio climático es vital profundizar esa ruta de sostenibilidad y seguir siendo esa nación vanguardista que ha sido hasta ahora.

Los hallazgos que se muestran en el presente documento evidencian dos factores elementales que son necesarios atender: por un lado, que la desigualdad económica está afectando el uso de los recursos naturales; y por el otro, una ineludible obligación de transformar nuestros hábitos y patrones de consumo de cara a asegurar la conservación de estos recursos.

El Informe, también conocido en el Consejo Sectorial Ambiental celebrado el 21 de noviembre del 2017, revela con claridad las prioridades nacionales en materia ambiental y no escatima acentos en señalar aquellas problemáticas que ameritan una mayor intervención del Estado. Es así como se señalan como ejes estratégicos de gestión el ordenamiento territorial y urbanismo sostenible; la producción y el consumo sostenibles; los sistemas de producción agropecuarios en armonía con la naturaleza; el manejo forestal óptimo, y la promoción de energías limpias y eficientes.

No se puede dejar de lado, sin embargo, que este documento hace un repaso de las ventajas ecológicas de nuestro país, tanto por sus características naturales como por sus alcances en materia de política pública. Dichas ventajas se convierten en una base óptima para alcanzar mejores resultados en las áreas señaladas. Se destaca, por ejemplo, el hecho de ser un país mega biodiverso, con una gran densidad de especies, un 52% de cobertura forestal, un 26% de territorio protegido, un 99% de energía generada a partir de fuentes totalmente renovables, libre de minería metálica a cielo abierto, un exitoso programa de pagos por servicios ambientales que ha cubierto un millón de hectáreas desde 1997 y un marco normativo ambiental robusto y pionero en muchos temas.

Sobre este equilibrio, que sopesa los retos y las fortalezas nacionales, el Informe sobre el Estado del Ambiente pasa a relacionar una serie de datos, factores y condiciones para propiciar un retrato claro y objetivo del panorama actual en materia ambiental con una única motivación: que este documento sirva como herramienta fundamental para la creación de políticas públicas, toma de decisiones e implementación de acciones orientadas a lograr un desarrollo humano sostenible.

La meta ha de ser, entonces, la de avanzar hacia políticas de Estado en materia de gestión ambiental que se orienten al cumplimiento pleno del mandato constitucional de garantizar un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Avanzar en un desarrollo nacional que tenga una visión de bienestar integral para las presentes y futuras generaciones, garantice la equidad y respete la diversidad, y se desarrolle con responsabilidad ciudadana participativa.

En fiel cumplimiento a un mandato legal existente hace veintitrés años, ponemos a disposición de la ciudadanía, la academia, el sector privado, las entidades gubernamentales y demás actores de la esfera social este documento con el fin de que sea instrumento de análisis responsable, así como base para propuestas nacionales que sigan reivindicando el modelo sostenible por el que Costa Rica optó hace décadas.

 

 

¿Qué es el Informe del estado del ambiente?

El Informe Estado del Ambiente 2017- IEA atiende a un mandato del Consejo Nacional Ambiental contenido en la Ley Orgánica del Ambiente de Preparar el informe anual sobre el estado del ambiente costarricense y tiene por objetivo producir y divulgar un reporte multidisciplinario, innovador y riguroso sobre un conjunto de temas prioritarios para el ambiente costarricense.

El Informe constituye un instrumento de análisis de la situación-estado del Ambiente y los Recursos Naturales en el país, las políticas públicas implementadas y la promoción del desarrollo sostenible en Costa Rica, complementando con un análisis temáticamente acotado y propositivo de las actividades y eventos que generan presión e impacto en el Ambiente costarricense.

Es de interés de este informe ofrecer insumos que contribuyan con la formulación de recomendaciones de política pública en materia de Ambiente y Desarrollo Sostenible. De igual forma, constituye un esfuerzo del país de instaurar mejores prácticas en materia ambiental  como un aporte crucial dentro del proceso de adhesión de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Este primer informe valora los desafíos de la conservación, del aprovechamiento sostenible de los recursos naturales del país y las respuestas a tales retos desde una perspectiva más amplia. Del mismo modo, es imprescindible clarificar las aristas del concepto de Ambiente y Estado del Ambiente en Costa Rica y desarrollar métodos para la medición y monitoreo de la situación-estado medioambiental en el país. Tal claridad y tales instrumentos son urgentes para que el concepto de desarrollo sostenible sea adoptado consiente e inequívocamente como el eje de las políticas públicas del país.

 

Capítulos del Informe

Capítulo 4: Políticas y acciones para el desarrollo sostenible

Este apartado presenta un recuento de todas las acciones, políticas e instrumentos, que se han elaborado en el país para mitigar o en su defecto fortalecer las acciones del sector ambiente. Se plantea desde la óptica de  cuáles han sido los aspectos positivos que se derivan de dichas políticas y acciones, pero se contrasta con una serie de temáticas que requieren la inmediata atención por parte del sector ambiente.

Capítulo 3 : Actividades que generan presión y impacto en el ambiente costarricense

El enfoque de este capítulo trata de generar un balance crítico sobre aquellas actividades y eventos que generan diversas presiones e impactos en Costa Rica. Esta sección trata de mostrar los resultados de los diferentes procesos de intervención del hombre con la naturaleza. A continuación, se presentan los resultados más importantes. Descargar el Capítulo III …

Contacto

Puede Contactarnos a través del MINAE 

Más información por medio del correo: informeambiente@minae.go.cr